Chile será sede de feria internacional de biotecnología Biolatam 2015

El evento albergará durante el 16 y 17 de noviembre del próximo año, a unas 300 empresas de Chile como de España, Portugal, Alemania y EEUU, entre otros países.

En el marco de la BioSpain, la cuarta feria más importante de biotecnología del mundo -tras la Bio en EEUU, Bio-europe Spring, en Europa y CalBio, en California-, se anunció que Santiago de Chile será la nueva sede para la segunda versión de la Biolatam 2015: el evento de biotecnología más grande de Latinoamérica.

La primera edición se llevó a cabo el año pasado en Bogotá, Colombia, luego de que la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) no encontró una feria similar donde acudir con sus 275 socios en la región. “La Biolatam es parte de la estrategia de internacionalización de Asebio. Nos dimos cuenta de que estaban pasando muchas cosas en América Latina de las que queríamos participar, por lo que buscamos una feria de este tipo y al no encontrarla, decidimos crearla”, narra Jorge Barrero, adjunto a la presidencia de Asebio y director de Biolatam.

Patricio Araneda, director de ChileBiotech, la marca sectorial impulsada por la Asociación Chilena de Empresas de Biotecnología (Asembio) con el apoyo de ProChile, Corfo y el Comité de Inversiones Extranjeras, comenta que la marca sectorial fue clave al momento de postular, pues ha permitido posicionar a la biotecnología chilena como un rubro serio, fuerte y en constante crecimiento. “Brasil, México, Costa Rica, Uruguay y Colombia también postularon para ser sedes porque la versión anterior fue muy buena, sin embargo Asebio decidió darnos la oportunidad de albergar el evento”, comenta.

La BioSpain


La séptima versión de la feria bienal española -que coincidió con la celebración del año de la biotecnología en España- tuvo lugar en Santiago de Compostela, Galicia, y contó con la participación de más de 800 entidades públicas y privadas con 2000 delegados, lo que significó un crecimiento del 10% respecto a la versión anterior. De estas, cerca del 40% provenían desde el extranjero, sumando un total de 36 países presentes en el evento, en el cual se celebraron más de tres mil reuniones de negocio.

Este fue el lugar de encuentro de inversionistas, venture capital, inversionistas ángeles, grandes empresas, startups, autoridades y la academia, en donde se trataron temas tan fuertes en España como la biomedicina, la farmacéutica y medical devices (aparatos médicos), además de otros más cercanos a Latinoamérica como biotecnología marina, agrícola, forestal y alimentaria.

Incluso, se realizó el Biolatam Showcase, un espacio donde delegados de Uruguay, Chile, Costa Rica, Brasil, Perú y Argentina, dieron a conocer frente a empresas e inversionistas de distintos países sus principales avances y desafíos en el campo de la biotecnología, enfocados principalmente en salud animal, acuicultura y agricultura.“La ciencia es global y tiene un espíritu colaborativo desde que se estructuró la ciencia moderna hace 200 años. Esas dos características las han heradado de forma natural las empresas en base a ciencia”, señala Barrero, destacando la oportunidad que generó la BioSpain para que diversos actores pudieran generar relaciones colaborativas.

Oportunidades de negocio


Araneda señala que la feria será una oportunidad de negocios, porque así como existen fondos de inversión chilenos asociados a Asembio -como Aurus y Austral Capital- que han apostado por la biotecnología nacional, en el extranjero también hay mucho interés de invertir acá.

Jorge Barrero de Asebio, afirma que con la Biolatam de 2013 se generó una efervescencia de negocios que superó todas las expectativas, con muchas empresas que cerraron acuerdos, transfirieron una patente o hicieron acuerdos de cooperación, lo que esperan replicar en Chile el próximo año.

Así fue, por ejemplo, el caso de Genetrix, uno de los principales grupos de biotecnología de España, el cual ha movilizado más de 70 millones de euros en inversiones en este rubro, y utilizó la feria para iniciar su estrategia de expansión a Latinoamérica. Al respecto, su director general, Juan Carlos del Castillo, adelanta que se encuentran ad portas de cerrar un acuerdo para montar centros de medicina regenerativa en Colombia, con los que esperan a cinco años plazo contar con un volumen de negocio del orden de US$10 millones anuales. “Hay algunos países de Latinoamérica que son más atractivos que otros para hacer negocios. Uno de ellos es Colombia, pero también estamos interesados en Perú y Chile”, afirma.

Barrero señala que “Latinoamérica ha llegado a unos niveles científicos y tecnológicos que pueden acortar conocimiento al sector a nivel mundial y que tienen un peso específico dentro de la biotecnología”.

Añade que Chile se ha empezado a destacar fuertemente en biotecnología al estar presentes en las ferias más importantes del mundo, con empresas destacadas en su rubro, entre ellas, minería, acuicultura y agricultura, y porque la calidad de sus investigadores -que están tanto en el país como fuera de él- es de muy alto nivel.

BIOTECNOLOGÍA EN CHILE
Según cifras de ChileBiotech, el sector biotecnológico de Chile alberga a cerca de 200 firmas dedicadas al desarrollo del rubro y otras 400 ligadas a servicios asociados o complementarios a la industria. De estas, cerca de 70 están asociadas a Asembio, gremio que espera finalizar el año con 100 compañías.
“Como asociación de un rubro diverso, ha sido crítico integrar a distintos tipos de actores, como emprendedores y farmacéuticas, de modo de fortalecer la representatividad del sector con un objetivo común: darle la oportunidad de desarrollarse y jugar rol importante en Chile”, afirma Alejandro Poli, director de Asembio. Esto, debido a que las áreas de la biotecnología van desde la biominería a la biomedicina, las biorenovables, la agricultura, acuicultura, la biotecnología ambiental, entre otras.
De este modo, Stephan Jarpa, vicepresidente de Asembio, señala que es necesario impulsar esta industria en sectores estratégicos para la economía de Chile, pero también “nos interesa diversificar la matriz de las empresas e ir generando nuevas alianzas que permitan generar nuevos productos para abarcar otros mercados”, comenta.
Agrega que “la Biolatam es una muy buena vitrina para mostrar que nuestro país es una gran potencia a nivel latinoamericano y, muchas veces, también a nivel mundial en estos tipos de desarrollo”.

 

Fuente: Diario Financiero

Leave a Reply