U. Mayor trabaja en neutralizante para la picadura de la araña de rincón

“El producto está hecho en base a las sales de aluminio que atacan la molécula de los diferentes componentes del veneno y lo suben, dejándolo a nivel dérmico y muy superficial”, explicó la Dra. Laura Borgel, investigadora principal del proyecto.”

170315_DRA_LAURA_B_RGEL_55_C

Una innovadora investigación está realizando un grupo de docentes de la Universidad Mayor. Se trata de la creación de un producto que neutraliza el veneno de la loxosceles laeta, comúnmente conocida como araña de rincón, logrando la escasa y prácticamente nula reacción del organismo ante este ataque.

El proyecto denominado Caracterización del veneno de machos y hembras de loxosceles laeta en la Región Metropolitana, es liderado por Laura Borgel, toxicóloga y docente de la Escuela de Tecnología Médica, y cuenta con la participación de Victor Silva, director de la Escuela, y Joaquín Ipinza, docente de la Escuela de Medicina Veterinaria de la casa de estudios.

La iniciativa cuenta con dos partes que se trabajan de manera paralela, y ambas con importantes resultados. “La primera de ellas ha sido tipificar el veneno. Esto es caracterizarlo, conocer como está conformado y entender por qué genera el daño que produce en los tejidos y a nivel multiorganico”, manifestó la Dra. Laura Borgel.

Para esto se han capturado distintos tipos de araña de rincón en la Región Metropolitana, a través de casos de picaduras que se acercan a nuestros investigadores. Ellos evalúan el daño y el veneno que ésta genera, el cual varía de acuerdo a si es macho, hembra o si es adulto o no.

Paralelo a esto, la Dra. Borgel toma el caso, aplica el neutralizante hecho en base a sales de aluminio y evalúa su reacción. “La recuperación de una picada de araña de rincón puede demorar unos tres meses. Con el neutralizante no supera los 10 días y esto porque las sales de aluminio atacan la molécula de los diferentes componentes del veneno y lo suben, dejándolo a nivel dérmico y muy superficial”, aclaró la Dra. Borgel.

Hasta el momento en Chile, el único tratamiento para combatir la picadura de la araña de rincón es un antídoto de origen peruano, hecho en base a suero de caballo de fina sangre y que según algunas publicaciones científicas podría generar efectos adversos, pero que no han sido demostrados.

El equipo de investigación, el que lleva más de años en este proyecto, comenzó a trabajar con este componente por la evidencia que existía de su uso en Estados Unidos con la picadura de la araña loxosceles recluza, muy parecida al arácnido de nuestro país, y han conseguido muy buenos resultados.”

Actualmente se pretende terminar con las pruebas clínicas y determinar el ideal de formulación para que quede un producto final de primera calidad. “Hemos hecho una investigación en terreno, atacando todos los frentes, con verdaderas pruebas. Tenemos la certeza que es una gran producto y una gran contribución a la salud pública” concluyó Borgel.

Fuente: umayor

Deja un comentario